martes, 10 de enero de 2012

Aprendizaje

  Siempre se ha dicho que viajando se aprende...!y vaya si hemos aprendido! Entre otras muchas cosas, a que hay que intentar no viajar en Navidad. No se puede estar todo el día esquivando abetos y nacimientos. Estropean las fotos, las vistas. Si ya me cuesta acertar con el encuandre, además que no salgan esas horribles luces. Me quedé sin recuerdo de la escalinata del Campidoglio, cada dos peldaños un angelito de neón de metro y medio. Vamos...un desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario